Posteado por: deyca | agosto 5, 2008

Promueven uso responsable

Reforma. Mexico City: Jul 18, 2008.

BRUSELAS.- El mundo enfrenta un complejo panorama energético al tener la responsabilidad de poner freno al calentamiento global del planeta y, al mismo tiempo, dar respuesta a la exigencia de producir más combustible para mantener la competitividad y evitar una crisis de desabasto por el consumo cada vez mayor de naciones como India y China.

Ante esta encrucijada, las energías renovables representan el único sector que podría convertirse en la plataforma que permita alcanzar el doble objetivo de aumentar la seguridad del abastecimiento y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, afirma la Comisión Europea en un estudio titulado “Las Energías Renovables en el Siglo 21: Construcción de un Futuro Más Sostenible”.

“Las fuentes de energía renovables son en gran medida autóctonas, no dependen de la futura disponibilidad de fuentes de energía convencionales y su carácter predominantemente descentralizado rebaja la vulnerabilidad de nuestras economías respecto a un abastecimiento energético volátil”, detalla el informe.

“Por tanto, es unánime la opinión de que las energías renovables constituyen un elemento clave de un futuro cercano sostenible”, puntualiza.

Pero, entre la familia de las fuentes alternativas hay algunos sectores que presentan numerosas contradicciones y generan serias preocupaciones entre la élite política y la comunidad científica, como es el caso de los biocarburantes, señalados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), como parte responsable del aumento del precio de los cereales en los mercados mundiales.

Un reporte del Banco Mundial adjudica a los biocombustibles 75 por ciento del alza del precio de los alimentos.

“Ante el desafío energético debemos diversificarnos y el plan de la UE de promover las fuentes renovables es un paso en la buena dirección (…) pero sin dejar de lado los problemas que suponen algunas alternativas como el bioetanol, porque, si bien son oportunidades, al mismo tiempo tienen efectos colaterales que deben controlarse”, dice a REFORMA el Ministro de Exteriores de Bélgica, Karel de Gucht.

Esta posición es compartida por Delia Villagrasa, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), quien dice sí a los biocarburantes, siempre y cuando se respeten criterios medioambientales y sociales, y se adopten los mecanismos de supervisión que garanticen que no habrá desvío de la producción de alimentos para la generación de combustibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: