Posteado por: deyca | mayo 7, 2008

PULSO ECONÓMICO / La economía mexicana es más grande

Jonathan Heath. Reforma. México: Mayo 1, 2008

El INEGI anunció el martes pasado la actualización del Sistema de Cuentas Nacionales (SCN), que es la contabilidad nacional para medir el tamaño de la economía, su estructura y el crecimiento del PIB. Estas estadísticas, como la mayoría, parten de un año base. Anteriormente las cuentas nacionales tomaban 1993 como el año de referencia; ahora la actualización incorpora 2003.

Las nuevas cuentas incluyen un nuevo clasificador de las diferentes actividades económicas del país, llamado “Sistema de Clasificación Industrial de América del Norte” (SCIAN en México y conocido en Estados Unidos y Canadá como NAICS). Este clasificador fue acordado dentro del marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA), para unificar la manera de clasificar los sectores económicos en los tres países. No solamente permite esta homogeneidad entre las economías de América del Norte, sino que es consistente con la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se utiliza para lo mismo a nivel mundial.

El SCIAN tiene la primera ventaja de una mayor desagregación de las actividades económicas. De entrada, las cifras anteriores del SCN clasificaban al PIB en nueve grandes divisiones; el SCIAN tiene 20 sectores principales. No obstante, se desagrega más, al tener 95 subsectores, 309 ramas, 631 subramas y 1,051 clases de actividad. Esto permite un mayor análisis de la estructura productiva del país y tener más certeza de qué exactamente es la actividad examinada. También tiene las ventajas de incorporar actividades que antes no existían, definir clasificaciones ambiguas y tener la flexibilidad de ampliarla en un futuro para incorporar tecnologías nuevas. Por ejemplo, el INEGI reporta que una de las últimas actividades es la “Creación y difusión de contenido exclusivamente a través de Internet”.

El cambio de base implica que el cálculo del PIB nominal de 2007 es 12.5 por ciento mayor de lo que antes se tenía. Esto significa que el tamaño de la economía, medido en pesos de hoy, es de aproximadamente un billón de dólares. Anteriormente se pensaba que el PIB per cápita era de 8,454 dólares por habitante al año. La actualización del SCN arroja la nueva cifra de 9,510 dólares, que nos coloca mucho más cerca de Chile, el país de mayor PIB per cápita en América Latina con 9.943 dólares.

Curiosamente, las cifras de crecimiento del PIB real no cambian significativamente. El crecimiento de 2004 fue revisado a la baja de 4.2 a 4.0 por ciento, mientras que 2005 fue revisado al alza de 2.8 a 3.2 por ciento. No hubo cambio en 2006 (quedó en 4.8 por ciento) y 2007 cambió marginalmente de 3.3 a 3.2 por ciento. Sin embargo, sí hubo modificaciones más significativas en las tasas de los distintos sectores, ya que las reclasificaciones de actividades económicas implicaron cambios en los patrones de crecimiento. En general, la industria ahora representa 32.9 por ciento del PIB, cuando era 25.8 por ciento; de la misma manera, servicios pasó de 71.6 a 64.8 por ciento. En cambio, la proporción de la agricultura prácticamente no cambió, ya que pasó de 3.8 a 4.0 por ciento del PIB.

El cambio en el tamaño del PIB nominal tiene muchas implicaciones. Mientras que el cálculo del PIB real sirve para determinar el crecimiento real de la economía, el PIB nominal sirve como base de comparación para reportar tamaños relativos. Por ejemplo, nos sirve para analizar la proporción del PIB que representan las exportaciones, las importaciones, el consumo privado, el gasto de gobierno y la inversión. También se utiliza para reflejar el tamaño relativo del crédito bancario, las reservas internacionales o la deuda externa, y así realizar comparaciones con otros países. Ahora que el cálculo del PIB nominal aumentó, significa que la deuda externa, las reservas internacionales y la inversión extranjera directa, como proporciones del PIB disminuyen respecto a su razón anterior.

La actualización no solamente se limita a las Cuentas Nacionales, sino también abarca muchas de las estadísticas de que allí se derivan. Por ejemplo, la mayoría de los indicadores mensuales cambiarán, como los de la inversión fija bruta, la producción industrial y el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE). El INEGI planea realizar este tipo de actualizaciones más frecuentemente. Hasta ahora, el cambio se hacía aproximadamente cada diez años. Sin embargo, en algunos países europeos se realiza casi cada año. Veremos qué hace ahora el INEGI, que a partir del 1 de julio cambia su nombre al INEG.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: