Posteado por: deyca | mayo 2, 2008

Afectan precios a los agricultores

Imelda García. El Norte. Monterrey, Mexico: Apr 29, 2008

MÉXICO.- En algunas regiones de México, hasta una cuarta parte de los agricultores decidió no sembrar este año a causa del alto precio en los insumos para la producción, que ha alcanzado más del 100 por ciento en ciertos productos.

Así lo aseguró Emilio García, representante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) en Morelos, y agregó que los agricultores deben pagar semillas, fertilizantes, combustibles, plaguicidas y, en el caso de cultivos de riego, electricidad, antes de obtener algún beneficio por la venta de sus cosechas.

Destacó que en algunas regiones del sureste los campesinos prefieren salir de sus comunidades porque ahí “no hay más que miseria”.

“No es un efecto a nivel nacional, pero sí me atrevería a decir que hay lugares donde más de la cuarta parte de los agricultores dejaron de producir este año a causa de los altos precios de los insumos, como el fertilizante o el combustible”, afirmó García.

Quienes siembran a mediana escala obtienen ganancias de entre 10 y 15 por ciento, aseguró, mientras que los pequeños productores dejan las actividades agropecuarias para migrar a las ciudades o el extranjero.

En el caso del fertilizante, por ejemplo, México consume cada año más de cuatro millones de toneladas, de las cuales se importa cerca del 65 por ciento.

El caso de las semillas de maíz no es diferente. En siete años, el costo promedio por kilo aumentó 71 por ciento. En 2001 se cotizaba en 35.4 pesos y actualmente se consigue en 60.6 pesos.

La diferencia la marca la calidad de las semillas. En el maíz va desde 17.50 pesos por kilo, en una variedad no certificada, hasta 79.88 en una certificada, de acuerdo con datos del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas.

“Los más afectados”, señaló González Merino, “son los más pobres, porque los grandes agricultores siempre compensan los costos y la calidad de su producción con la alta inversión; además, los apoyos gubernamentales siempre van a los que más producen, los exportadores, porque ellos son quienes representan la verdadera producción nacional y elevan los indicadores”.

Los energéticos también son un dolor de cabeza para los agricultores. El diesel, utilizado por tractores y otras maquinarias agrícolas, ha tenido aumentos de poco más de 3 por ciento en un año, lo que ha tenido efectos significativos en la economía de los agricultores.

En marzo de 2007, el litro costaba 5.77 pesos y en 2008, 5.99.

Las tarifas de electricidad para los agricultores con campos de riego oscila entre 1.04 y 1.38 pesos por kilowatt-hora, dependiendo del nivel de consumo.

De acuerdo con datos de la misma empresa, campesinos de todo la República adeudan 3 mil 500 millones de pesos por concepto de uso de electricidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: