Posteado por: deyca | enero 30, 2008

Errores de cálculo

José Luis Calva. El Universal. México: Ene 10, 2008

En una esfera distinta, la historia cuenta de un país subdesarrollado –llamado México– donde los rendimientos de maíz por hectárea (en el quinquenio 1985-1989) eran de 1.7 toneladas, mientras que su poderoso vecino del norte –llamado Estados Unidos– obtenía 7.0 toneladas de maíz por hectárea; además, en México eran necesarias 17.8 jornadas de trabajo para producir una tonelada de maíz, mientras que en EU bastaban 1.2 horas de trabajo para producir una tonelada de maíz.

Entre las razones explicativas de esas asimetrías en productividad (que permanecen hasta el presente, como veremos adelante) destaca la disposición de 1.3 tractores por trabajador ocupado en EU, mientras que México apenas tenía 3.4 tractores por cada 100 trabajadores agrícolas; EU tenía 209 cosechadoras-trilladoras por cada mil trabajadores agrícolas, contra sólo dos de esas máquinas por mil trabajadores en México.

Además, mientras EU disponía de 61.4 hectáreas de cultivo por trabajador agrícola, de las cuales 5.9 eran irrigadas, además de 79.0 hectáreas de pastizales y 86.7 hectáreas de bosques, México sólo contaba con 2.7 hectáreas de cultivo por trabajador agrícola, de las cuales apenas 0.6 hectáreas eran de riego, 8.1 hectáreas de pastizales (en su mayoría de mala calidad) y 5.9 hectáreas de bosques.

Por si fuera poco, la calidad de las tierras maiceras –en términos termo-pluviométricos, edafológicos y topográficos– era (y es) también superior en EU. En su enorme cordón cerealero cada año caen del cielo mil 489 milímetros de agua, mientras que en las mejores tierras temporaleras de México la precipitación pluvial es de apenas 865 milímetros por año. Además, durante la época de la floración del maíz, cuando la planta consume mayor cantidad de luz solar, en el cordón cerealero de EU el sol sale a las cuatro de la mañana y se oculta después de las 10 de la noche; mientras que en México, situado dos paralelos abajo en el globo terráqueo, no hay días tan largos.

Finalmente, la ventaja competitiva de EU en políticas agrícolas también era (y es) apabullante: los apoyos totales a la agricultura (durante el periodo 1986-1988) representaban en EU 44.7% del valor bruto de la producción agropecuaria, contra 8.2% en México.

No obstante, como el país subdesarrollado de esta historia era gobernado por una tecnocracia neoliberal ansiosa por entrarle al libre cambio con EU, tales asimetrías fueron desdeñadas.

Hoy día, los errores de cálculo de la tecnocracia están corroborados: aunque los rendimientos maiceros de México aumentaron a 2.5 ton/ha durante el quinquenio 2001-2005, en EU ascendieron a 8.9 ton/ha en ese lapso; pasamos a tener 3.8 tractores por cada 100 trabajadores agrícolas, pero EU pasó a tener 1.7 tractores por un trabajador ocupado, etcétera; y, desde luego, más de 3 millones de familias campesinas continúan dedicadas al cultivo de maíz y frijol.

Ciertamente, no hay remedio retrospectivo para los errores tecnocráticos. La cuestión consiste ahora en decidir el futuro.

Una primera postura consiste en desdeñar los efectos negativos de la liberalización comercial, bajo la idea de que los elevados precios de los granos (causados por el boom del etanol y por la explosiva demanda alimentaria de China e India) permitirán a los agricultores mexicanos resistir la competencia. El problema consiste en que los altos precios internacionales son un fenómeno coyuntural, mientras que las asimetrías productivas y tecnológicas son un fenómeno estructural.

Una segunda postura consiste en afrontar el problema con una visión realista, congruente con el interés general de la nación. En esta perspectiva, será necesario rediseñar la política agropecuaria aplicando instrumentos de fomento similares a los que aplica Estados Unidos; y, paralelamente, realizar consultas con nuestros socios comerciales para elegir el mejor camino de renegociación del capítulo agropecuario del TLCAN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: